RECUERDO DE JORGE BERLANGA

Fernán Escudero

Esta mañana nos hemos despedido de los restos mortales de Jorge Berlanga, el escritor y periodista que se convirtió en artífice y símbolo de la movida madrileña desde la redacción de La Lunahijo del director de cine Luis García Berlanga y hermano del músico Carlos Berlanga. Pero no de Jorge, porque su recuerdo y su obra son inmortales.

Un hombre afortunado por la familia que le tocó y la que escogió, en la cual incluía a sus amigos y a su público. Qué difícil es aceptar que se vaya; con sólo 52 años. Con la falta que hacen artistas como él.

Abajo a la izquierda en la fotografía, la última vez que le vi, en la fiesta de presentación de la revista de sátira y humor El Dodo, que dirige su mujer, Guillermina Royo-Villanova Clorata de Potasa, en el barrio de La Latina de Madrid. Le recordaré tal como era en los años de la movida y también esa noche de primavera madrileña, el pasado 6 de abril, transformado físicamente por la enfermedad pero celebrando la vida entre sus seres queridos y admiradores; con su inolvidable mirada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Escritores y dibujantes, Historia de la comunicación social, Literatura, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s