LA MITAD DEL CIELO

Fernán Escudero

Érase la mujer a la escoba unida, y que me perdone Leonardo 

Con motivo de la crisis nuestra de cada día a menudo se recuerda que en chino la palabra crisis resulta de la suma de otras dos, cambio y oportunidad, lo cual de alguna manera es una visión optimista del hecho definido.

Pues bien, aquí va otro hallazgo de la ancestral cultura para definir la realidad que me ha fundido la aspiradora y al que no logro encontrar contenido esperanzador alguno:

mujer = persona femenina + escoba

Así lo explica mi políglota hermano Fernando:

“Por un lado tienes el carácter –que no ideograma– para representar el verbo barrer o el nombre escoba 扫 (sǎo), y por otro un caracter más o menos genérico que se refiere a mujer o a lo femenino 女 (nǚ). Ahora bien, para hablar de mujer más o menos en concreto (esa o aquella mujer, la mujer trabajadora, etc.) se usa la siguiente  palabra bisilábica formada por dos caracteres: 妇女 (fù nǚ). Si te das cuenta, el primer carácter de esta palabra, , está formado a la izquierda por del caracter de mujer, y a la derecha por la parte derecha del caracter escoba , que es como una E girada. Esta parte –la E girada– a su vez es una simplificación del carácter 帚 (zhǒu), que también significa escoba.

Hasta ahí llega mi conocimiento de la etimología china referida a esta palabra. Estas asociaciones y combinaciones de caracteres y significados puede que se dieran en aquellos tiempos en los que se empezó a formar la escritura china, pero ahora mismo, para cualquier chino, un carácter que forme parte de una oración o texto no es más que una mera representación gráfica de un sonido”.

Me temo que la realidad que dibujó el término mujer en chino y la construcción de la ídem que este concepto ha aportado al pensamiento y la comunicación siguen operando en el vasto país. Por desgracia, la civilización china (que, también hay que decirlo, nos ha regalado la bella metáfora “la mujer es la mitad del cielo”) no tiene la exclusiva de semejante asimilación. Pero su plástica escritura enseña en un solo golpe de vista cuánto queda por barrer y cuánto escondido debajo de la alfombra.

¿Por qué en occidente las brujas vuelan sobre escobas y las hadas no? Este objeto cotidiano no es en absoluto inocuo. A la ratita presumida, por barrer la puerta de su casa en espera de marido, se la comió el gato.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Caricatura, Etimología, Filología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s