MI PRIMERA VEZ CON TÀPIES

Fernán Escudero 

Fue cerca de la ciudad encantada, en el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca (hoy a cargo de la Fundación Juan March), donde Antoni Tàpies me hechizó por primera vez. Sus cuadros allí son humildes, ni grandes ni grandiosos como lo serían después. Cuelgan leves al borde del precipicio en sensual armonía con mi NiFe.

La esencia de Tàpies (Barcelona, 1923-2012), para mí, late en ese museo mágico.

No iré al entierro de Antoni Tápies, en el museo encantado de Cuenca me quedaré con él tal como era aquel día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Escritores y dibujantes, Fundaciones, Historia de la comunicación social, Museos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s